domingo, 10 de marzo de 2013

FABIOLA DE COCO EN CAZUELA HORNO




FABIOLA DE COCO

La Fabiola de coco es un bizcocho emborrachado con forma de rollo, que se solía hacer en la cazuela horno, una olla que salió al mercado en los años sesenta cuando en los hogares no había horno, y que todavía se sigue fabricando( yo me he comprado una hace poco de la marca Ibilis).
 
la cazuela horno "Ros" de mi suegra con la que hice la fabiola
 
Mi suegra Rosa se casó en 1961 y le regalaron dos como regalo de bodas (de la marca Ros), y a mi madre se la regaló mi tía también cuando se casó en 1975 (marca Alza). Que bizcochos y guisos tan ricos hacia mi madre con ella! Y de repente quedó guardada y en el olvido pues pasamos a utilizar los hornos, y yo la he rescatado para hacer esta Fabiola.
 
También se puede hacer al horno pero debéis tener en cuenta que sale un bizcocho muy grande, por lo que deberéis emplear un molde de rollo de unos 30 cm de diámetro.
 

Ingredientes:

8 huevos

300 grs. de harina

300 grs. de azúcar

1 sobre de Levadura Royal

3 pellizcos de coco rallado

 

Para el almíbar:

160 grs. de azúcar

2 vasos de agua

1 vaso de licor (anís o cognac)

100 grs. de coco rallado

 

Preparación:

Batir las claras a punto de nieve, y seguidamente añadir el azúcar,y seguir removiendo, después añadir las yemas de los huevos, la harina, la levadura y el coco. Batir todo y colocar la masa en la cazuela horno, previamente untada con margarina. Cocer a fuego lento una hora y cuarto. Pinchar con un palillo y si sale limpio es que ya está.
 
Antes de cocerla
 
Una vez cocida
 
 
Desmoldar cuando haya enfriado. Preparar el almíbar con todos los ingredientes al fuego removiendo hasta que se deshaga el azúcar. Pinchar la fabiola con un palillo y con ayuda de una cuchara, echar el almíbar, aún caliente, por encima. Aunque parezca que haya mucho almíbar, se lo chupa todo!

Una vez desmoldada

Lista para echarle el almíbar por encima
 
Menudo corte!!!

 

 
Con esta receta participo en el concurso “Pasteles,pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados” promovido por el blog Cocido de Sopa.
 
 

33 comentarios:

  1. Que pintaza! me acuerdo de esta cazuela! mi madre tenía una! que corte y que esponjoso tiene que estar tan caladito con el almibar. Suerte en el concurso compi! besitos

    ResponderEliminar
  2. que de recuerdos!!! Cuando yo era pequeña mi madre tambien la utilizaba... (y desde entonces ya ha llovido, jajajajaja)
    Tiene una pinta increible, y se ve superesponjosa, me comeria un trocito ahora mismo.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  3. Holaaaaa
    Estoy un poco fuera de onda, jajaja, ni recuerdo la cazuela esa , ni conocía éste postre llamado fabiola, aunque ya veo que es un tipo bizcocho y muy bueno, el almíbar le tiene que dar una jugosidad tremenda, te cambio un poco de ésta rica fabiola por el bizcocho que he hecho yo ¿que te parece la idea?, no estaría mal poder probar las cosas tan ricas que se hacen en diferentes blogs con solo un click de ratón, buffff, anda que no cogeríamos peso, jejejeje
    Ya me dirás si te animas con el bizcocho con stevia o con el de hoy, la verdad es que, para mi, si que le faltaba dulzor pero, te comento que me han dicho que no toda la stevia endulza igual,la que usé yo de la marca Truvía, no me pareció nada dulce, la verdad , así que, ahora, estoy en un dilema existencial jajajaja, no se que stevia comprar la próxima vez, al final, vuelvo al edulcorante que lo tengo controlado, aunque dicen que no es tan sano pero, con todo lo que nos dicen vete tú a saber lo que es sano y lo que no

    Un besote

    ResponderEliminar
  4. No conozco la olla, pero el bizcocho tiene una pinta estupenda. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. El bizcocho te ha quedado muy bien.
    La olla ni idea, ni en casa de la bisa la he visto nunca.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  6. ostras María, esa olla nunca la he visto, me encanta como te ha quedado, ya me dirás donde puedo conseguirla, bsts

    ResponderEliminar
  7. Con esta receta el concurso te lo llevas de calle.

    ResponderEliminar
  8. Un corte delicioso y seguro que el sabor aún más! Besitos, María.

    ResponderEliminar
  9. Tampoco conozco la olla, es genial!!! te ha quedado un gran bizcocho y seguro que buenísimo! suerte!

    ResponderEliminar
  10. Que rico que se ve, la olla no la conozco pero desde luego hace su función y muy bien.Besitos.

    ResponderEliminar
  11. ¡Que rico!
    no conocia de esta olla pero supongo que sera la versión clásica de una que compro mi madre. La de mi madre es marca amg pero no tiene hueco en el centro es una batería de cocina pero que si la pones a fuego lento y la tapas con la tapadera te permite hacer unos bizcochos riquísimos que yo he intentado hacer con mi batería y no me ha salido.
    Tiene un aspecto delicioso y el corte se antoja totalmente.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Cuanto tiempo sin ver una !! La fabiola genial,como todo lo que cocinas.Besos.

    ResponderEliminar
  13. No conocía estas ollas, me ha gustado mucho que nos las enseñes.
    Y, por supuesto, me ha encantado la fabiola, qué rica y jugosita tiene que estar. Y además, de coco, con lo que me gusta.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  14. María te ha quedado impresionante, y que esponjosa se ve la fabiola.
    Pero metes la olla con las asas y no se queman?
    A mi me regalaron hace muchísimos años una como la tuya pero son de las que van al fuego y ahora que tengo vitro no la uso y salían también unos bizcochos increíbles.
    un beso
    feliz semana

    ResponderEliminar
  15. Esta olla me trae muchos recuerdos, cuando era pequeña había una en casa y mi abuela hacía un bizcocho muy rico, cómo me lo has recordado con el tuyo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Te ha quedado un bizcocho estupendo, se ve muy esponjoso.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  17. Te ha quedado genial María,muy esponjoso.Seguro que estaba delicioso..me encantan los bizcochos.
    Yo utilizo la de mi madre de la marca Alza y que ya no se vende.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Estupendo este bizcocho, yo se la habia visto a una vecina pero tampoco preste mucha atencion,y fijate que bien y rico te ha quedado.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. María, vaya tesoro que tienes en casa. A veces tenemos guardadas cosas regaladas o heredadas a las que no les damos apenas valor. Así que tú guarda a buen recaudo esa olla.

    Imagino que este bizcocho se llamará fabiola porque así lo conocen en la zona en la que tú vives, ¿no? Fíjate qué bizcocho más apetitoso con un poco de calor que reciba, sea del medio que sea.

    Te recuerdo que el 18 de marzo publicaré un recopilatorio con las receta concursantes para que puedas elegir más fácilmente a qué recetas les otorgas tus tres votos, auqnue la cosa se va poniendo difícil.

    Muchas gracias por participar. ¡Suerte!

    ResponderEliminar
  20. Que haríamos sin estos ratos tan dulce !!!

    Un saludo @caprichosDjorge

    ResponderEliminar
  21. Qué tipicas eran estas cazuelas y qué bizcochos más exquisitos hace. Yo tengo una tía (90 años) que también la utilizaba y aquellos bizcochos no eran comparables con nada. Pues tal y como se están poniendo los tiempos (y la luz) habrá que desempolvar de nuevo las cazuelas y hornear en ellas. Me ha encantado recordar otros momentos, y ver tu fantástico bizcocho.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  22. Que rico! mi madre tenía una y mi suegra aún la conserva.

    ResponderEliminar
  23. María me ha encantado descubrir esta olla sesentera, no la conocía, me ha paracido una joya...Merece que no la tengas aparcada, vaya bizcochos que da, magníficos, gorditos y con un corte fabuloso...Qué suerte tienes!!!

    ResponderEliminar
  24. Una olla de esas tenia mi suegra, pero no sabia que todavia la comercializan.
    El bizcocho te ha quedado estupendo, bsssss.Sefa

    ResponderEliminar
  25. Es la primera vez que veo esta olla y la verdad es que es genial..me parece una pasada, y seguro que le sacas mucho partido...no hay mas que ver ese bizcocho, menuda altura toma..tiene que estar delicioso con el coco! un besote

    ResponderEliminar
  26. vaya receta mas espectacular , me a encantado, y la here aunque sea en el horno, besos

    ResponderEliminar
  27. hola Maria, gracias por tu visita a chupchupchup, me alegro de haber venido a tu blog, nos iremos leyendo recetas y labores! un abrazo.
    Silvia

    ResponderEliminar
  28. Qué rico y cómo me gustan estas cazuelas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Me encanta la olla y que rescates este postre y esta recceta!!! Un besote enorme! Gaby

    ResponderEliminar
  30. Por mis manos también paso una de estas cazuelas, lo malo es que no se que paso con ella, de todas maneras tampoco la podría usar pues ya no tengo cocina de gas.
    Suerte en el concurso.
    Besitos

    ResponderEliminar
  31. María acabo de ver tu receta en el listado del ooncurso y tengo una receta similar en un libro de recetas de La vall d'Albaida. Me llama la atención la cazuela y creo que mi suegra tenía una más moderna. Imagino que con la inducción ya no podrá usarse. Te voy a votar aunque en esto de los concursos ya se sabe. Besos

    ResponderEliminar
  32. Hola Maria antes de nada te pido disculpas por no pasarme antes por tu blog que por supuesto me parece genial y te deseo mucha suerte en el concurso !!!!!me encanta la cazuela, mi madre tenía una y en ella nos hacia los bizcochos !!!una pena que la tirase porque viendo esta Fabiola da mucha pena no tenerla todavía. Te felicito por tus labores, esa es una de mis asignaturas pendientes !!!!son fantásticas!!!! Un beso

    ResponderEliminar